viernes, 11 de abril de 2014

Huevo frito. Lección de supervivenc.... digo de cocina nº 1

Bueno.... parece mentira verdad??? quien no sabe freír un huevo??
Pues empezando por los solteros que ni se cocinan para ellos... hasta seguramente mucha gente más.

También los huevos fritos dependen del gusto de cada uno.... hay a quién les gusta con filos rizados y dorados y yema líquida, hay a quién le gusta sin rizar, todos blanquitos... hay a quien le gusta casi cocidos, con la yema dura..... yo voy a tratar de explicar el de filos rizados, el típico para acompañar con cualquier cosa que no sea light....

Hoy se me ocurrió la idea de hacer un post colaborativo en Redfaciliimo.com, es decir... pedir a todos los blogueros-cocineros una receta propia de huevo frito.....resultado.... casi 30 contestaciones a mi post, pero ninguna receta de huevo frito.... varios huevos encima de la mesa...pero ninguno frito..... será que el personal no tiene huevos......fritos??? Nos habremos vuelto tan locos con eso de cuidarnos que ya ni esa cenita típica de los huevos fritos hacemos?? (Reconozco que en mi casa, cuando están los niños, no se hacen porque NO LES GUSTA!!! alucinante verdad?).

Bueno, pues aprovechando hoy que los niños no están, y visto que no encuentro recetas de huevos fritos, me he puesto manos a la obra.

HUEVOS FRITOS CON AJO Y MORCILLA (a la m... la línea!!)

Ingredientes:
- 2 huevos de gallina
- una sartén pequeñita
- 3 dientes de ajo
- unas rodajitas de morcilla
- una pizquita de sal
- aceite, bastante aceite, si es de oliva virgen, inmensamente mejor.

Preparación
Llenamos la sartén como hasta la mitad y la ponemos al fuego para que se caliente el aceite.
¿Como sé que el aceite está caliente? Pues bien, empieza a ponerse así:
Le empiezan a salir burbujitas.
Cuando las burbujitas empiezan a "salir a flote", es que el aceite está caliente.
En ese momento, partimos el huevo y lo echamos al aceite. Cuidado que no te salpique que quema!!

El huevo empieza a ponerse así nada más caer en el aceite caliente:
Empiezan a salir burbujas en la clara, que debemos ir reventando con cuidado con la espumadera, y también, con cuidado, ir echando aceitito caliente sobre la parte de la clara que aún está líquida.
Añadimos una pizca de sal.
Sólo al final echamos un poco de aceite caliente encima de la yema, y sacamos el huevo.

Repetimos la operación para el huevo número 2 :) :

Después puse en el mismo aceite las rodajas de morcilla y el ajo a rodajitas.... hasta que estuviese dorado.
El resultado (y mi cena light de hoy) ha sido este:
Bueno, ya nadie puede decir que no sabe freír un huevo.... ni que no hay blogs que lo expliquen!! :)